INFORME JURÍDICO SOBRE EL DECRETO 2/2012, de 10 de enero, de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

INFORME JURÍDICO SOBRE EL DECRETO 2/2012, de 10 de enero, de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

1.- OBJETO REGULADO EN EL DECRETO 2/12

El presente Decreto tiene por objeto:

Regular el régimen urbanístico y el tratamiento de las edificaciones ubicadas en el Suelo No Urbanizable de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Así como reconocer su situación jurídica y satisfacer el interés general que representa la preservación de los valores propios de esta clase de suelo.

Hay que tener en cuenta que bajo el término de EDIFICACIÓN este Decreto incluye:

 

Edificaciones Aisladas: Edificaciones o Agrupaciones de edificaciones que no llegan a constituir un asentamiento conforme a Decreto, y en su caso, conforme al Plan General de Ordenación Urbanística.

 

 

Asentamientos Urbanísticos: Ámbitos Territoriales definidos, consolidados por edificaciones próximas entre sí, generadoras de actividades propiamente urbanas, con entidad suficiente como para necesitar infraestructuras, dotaciones y los servicios urbanísticos basados en la LOUA.

 

 

Asentamientos que constituyen Hábitat Rural Diseminado: Ámbitos territoriales sobre los que se ubican un conjunto de edificaciones sin estructura urbana y ligadas en su origen a la actividad agropecuaria y del medio rural, que poseen características propias que deben preservarse, y que pueden demandar algunas infraestructuras, dotaciones o servicios comunes para cuya ejecución no sea preciso una actuación urbanizadora.

 

 

 

El objetivo por el que se crea por tanto, el presente Decreto, es la de crear un instrumento que aporte SEGURIDAD JURÍDICA a los propietarios de las edificaciones que se encuentren en las situaciones recogidas en el presente Decreto, con aras de facilitar así el mercado inmobiliario, toda vez que se articula un medio donde poder tener el conocimiento pleno a posibles compradores y terceros acerca de las características jurídicas de las edificaciones en cuestión, en función del grupo donde encuadren conforme a Decreto.

 

 

Por tanto, nos encontramos con un Decreto que dota de régimen jurídico a aquellas edificaciones aisladas, agrupadas en asentamientos urbanísticos y en hábitat rurales diseminados.

 

 

 

 

 

2.- EDIFICACIONES AISLADAS EN SUELO NO URBANIZABLE

 

CLASIFICACIÓN DE EDIFICACIONES AISLADAS SEGÚN SU SITUACIÓN JURÍDICA

 

2.1 EDIFICACIONES AISLADAS QUE SE AJUSTAN A LA ORDENACIÓN TERRITORIAL Y URBANÍSTICA DEL MUNICIPIO.

 

 

Edificaciones construidas con licencia urbanística.

Edificaciones construidas sin licencia urbanística, o contraviniendo sus condiciones.

 

 

El legislador al regular en el Decreto este tipo de edificaciones que se ajustan a la ordenación territorial y urbanística vigente del municipio, está pensado en todas aquellas edificaciones que se hayan construido teniendo o no licencia urbanística, es decir, aquellas edificaciones que teniendo las correspondientes licencias o aquellas que aún no teniéndolas, los titulares podrán solicitar en la Administración correspondiente las licencias urbanísticas necesarias, o en el caso de las edificaciones construidas con licencia, podrán solicitar licencia de ocupación.

 

 

Por ello el Decreto, se remite a la LOUA y al Reglamento de Disciplina Urbanística (en adelante RDU), para que los titulares de aquellas edificaciones LEGALES O LEGALIZABLES puedan solicitar las licencias urbanísticas o de ocupación en caso de haberse construido con licencia urbanística, manteniendo el régimen jurídico y ajustándose así a la ordenación territorial y urbanística municipal.

 

 

 

2.2 EDIFICACIONES AISLADAS QUE NO SE AJUSTAN A LA ORDENACIÓN TERRITORIAL Y URBANÍSTICA DEL MUNICIPIO.

 

 

Edificaciones en situación legal de fuera de ordenación, construidas con licencia urbanística conforme a la ordenación territorial y urbanística vigente en el momento de la licencia.

 

 

El Decreto para este tipo de edificaciones mantiene el régimen jurídico establecido ya, para las edificaciones en situación legal de fuera de ordenación en la LOUA y RDU.

 

 

Edificaciones en situación de asimilado al régimen de fuera de ordenación, construidas sin licencia urbanística o contraviniendo sus condiciones, respecto a las cuales se hubiere agotado el plazo para adoptar medidas de protección de la legalidad urbanística y de restablecimiento del orden jurídico infringido.

 

 

Esta es una de las medidas incorporadas por el Legislador al regular el Decreto más importante del mismo, toda vez que incorpora la regulación de las edificaciones aisladas en régimen asimilado al de fuera de ordenación territorial y urbanística municipal.

 

 

Dentro de este tipo de edificaciones se incorporan todas aquellas que siendo contrarias al ordenamiento, fueron construidas sin licencia urbanística, pero sobre a las que la Administración no puede iniciarles el expediente urbanístico correspondiente por haber transcurrido el plazo para ello de cuatro años, pudiendo alegar la prescripción del mismo.

 

 

Edificaciones construidas sin licencia urbanística o contraviniendo sus condiciones, respecto a las cuales la Administración deberá adoptar medidas de protección de la legalidad urbanística y de restablecimiento del orden jurídico infringido.

 

En este tipo de edificaciones no cabe alegar la prescripción administrativa del plazo para que la Administración hubiera iniciado el expediente de restablecimiento urbanístico, y por consecuencia, quedan sujetas al régimen establecido en la LOUA y el RDU al efecto.

 

 

3.- ASENTAMIENTOS URBANÍSTICOS

 

Para la incorporación a la ordenación urbanística municipal de los terrenos correspondientes a los asentamientos urbanísticos existentes en el suelo no urbanizable de su término municipal que por el grado de consolidación de las edificaciones o por su integración con los núcleos urbanos existentes, resulten compatibles con el modelo urbanístico territorial del municipal, podrán incorporarse con ocasión de la redacción del PGOU o mediante su revisión total o parcial.

 

La incorporación se producirá en el marco de lo establecido por el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía y por los Planes de Ordenación del territorio de ámbito subregional.

 

Para la incorporación el Plan General valorará para cada uno de ellos si se encuentra en alguna de las situaciones que se especifiquen en el Art. 46.1 de LOUA.

 

En todo caso no procederá la incorporación al planeamiento urbanístico de los asentamientos que se encuentren en alguna de las siguientes situaciones:

 

 

Ubicados en suelo no urbanizable de especial protección e incompatibles con el régimen de protección.

 

Ubicados en suelo no urbanizable de especial protección por la planificación territorial, salvo compatibilidad con el régimen establecido.

 

Ubicados en suelo no urbanizable protegido por el Planeamiento urbanístico en vigor salvo que se acredite la inexistencia de los valores que determinaron su protección y siempre que la causa de desaparición no sea imputable al asentamiento.

 

Ubicados en suelo con cierto riesgo de erosión, desprendimientos, corrimientos, inundaciones u otros riesgos naturales.

 

Ubicados en suelos destinados a dotaciones públicas.

 

 

Para los asentamientos que no se incorporen a la ordenación establecida por el PGOU, la Administración adoptará las medidas que procedan para el restablecimiento de la legalidad urbanística y del orden jurídico infringido.

 

Se incorporarán con la clasificación de suelo urbano no consolidado los terrenos correspondientes a los asentamientos que cumplan las condiciones establecidas en el Art. 45.1.b) LOUA y sean compatibles con el modelo territorial y urbanístico del municipio.

 

 

 

4.- ÁMBITOS DE HÁBITAT RURAL DISEMINADO

 

 

El Plan General de Ordenación Urbanística identificará y delimitará los ámbitos de Hábitat Rural Diseminado, en función de los siguientes criterios:

 

 

Constituir asentamientos sin estructura urbana definida, y desvinculados de los núcleos de población existentes, siempre que constituyan áreas territoriales homogéneas.

 

Estar formados mayoritariamente en su origen por edificaciones y viviendas unifamiliares vinculadas a la actividad agropecuaria y del medio rural.

 

Existir una relación funcional entre las edificaciones que puedan precisar ciertas dotaciones y servicios comunes generadores de asentamientos urbanísticos.

 

 

Las innovaciones de los PGOU que identifiquen y delimiten ámbitos del Hábitat Rural Diseminado deberán fundamentarse en la OMISIÓN de su reconocimiento en el Plan en vigor.

 

 

Tanto el PGOU en vigor, como las innovaciones clasificarán los ámbitos de Hábitat Rural Diseminado como Suelo No Urbanizable, conforme a lo dispuesto en el Art. 46.2.d) LOUA, y establecerá la normativa aplicable para ellos.

 

 

En el caso de que se sitúen en Suelo No Urbanizable de Especial Protección, la normativa que los regule será compatible con la preservación de los valores objeto de protección.

 

 

El Plan General adoptará respecto a los terrenos exteriores a los ámbitos de Hábitat Rural Diseminado las determinaciones precisas para favorecer su conservación, protección y mejora.

 

 

 

 

5.- CONCLUSIONES

 

El legislador al regular el presente DECRETO 2/2012, lo que hizo fue crear un instrumento jurídico para las edificaciones reguladas en el mismo, pudiendo formular los titulares de las mismas las correspondientes declaraciones de obra nueva de las edificaciones, pudiendo ser inscritas éstas en el Registro de la Propiedad, previa obtención de las preceptivas licencias urbanísticas.

 

En cuanto a la incorporación de los asentamientos urbanísticos como suelos urbanos no consolidados, o en su caso, urbanizables sectorizados, por medio de la revisión total o parcial de los PGOU, conllevará por consecuencia que los titulares de los terrenos afectados deberán soportar las cargas de urbanización y la obtención de dotaciones y equipamientos, conforme al ordenamiento urbanístico.

 

En cuanto a la realización de obra de nueva planta de edificaciones aisladas en suelo no urbanizable, no se regula en el Decreto, por lo que, se mantiene lo dispuesto en el Reglamento de Disciplina Urbanística

 

Leave a Reply